miércoles, febrero 09, 2005

Quotidionia Delirante VII

Digamos que se llama Ricardito, tiene unos diez años y que vive en el edificio de enfrente.

Ayer, aproximadamente a las 23:00 –minuto arriba, minuto abajo- Ricardito hizo explotar no un petardo sino algo que debía ser todo un cohete de artificio en el hueco del garaje de mi edificio, provocando que la mitad de los residentes que dormían se despertasen y la otra mitad despierta se acojonase.

Inmediatamente se abren las ventanas y los vecinos comienzan a indagar que demonios ha pasado. Si Ricardito, como cualquier crío dado a las travesuras –o putadas al prójimo- con algo de sentido común, se hubiera escabullido riéndose entre dientes no pasaría nada, pero el muy bestiajo no hace otra cosa que plantarse en medio de la calle, reírse a carcajadas y jactarse del susto que ha provocado y del pequeño boquete creado justo delante de la ahora algo chamuscada puerta del garaje.

Son unos pocos los que bajan a la calle con intención de reprenderle y otros con intención de comprobar que daños han sido provocados. Ricardito sigue jactándose con una chulería y una mala leche más propias de esos neandertales quinceañeros con los que me tengo cruzado por la calle alguna noche. El chaval se siente invencible por haber conseguido perpetrar su hazaña. Es en ese momento cuando llega su madre.

A voces y gritos de “¡Te voy a dejar sin la pleistaxion! ¡No vas a volver a ver la tele en un mes!” la señora arrastra al crío hasta el portal de su vivienda. Ricardito se resiste y en un momento dado grita un sonoro “¡Joder, mamá, solo fue un petardito!” a lo que uno de los últimos vecinos en subir y al que no nombraré responde con un “¡Petardito tus cojones!” Seguro que de pequeño era como Ricardito y no lo recuerda.

Esta mañana he bajado a recoger el correo. Allí, en uno de los portales de enfrente se encontraba Ricardito y otros dos chavales, a los que sin duda ya había puesto al corriente de su particular gesta. Estaban reventando petardos.

2 comentarios:

  1. Anónimo11:00 p. m.

    joder con el criajo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:15 a. m.

    Ese es el futuro de nuestro país. ¡Tiembla Bush, tu sustituto ya está aquí y es español!.

    Logan-X

    ResponderEliminar