lunes, agosto 16, 2004

El Rey Arturo

"Pa chulo chulo, mi pirulo"


El pasado Viernes, este calamar y su troupe de frikis mentales se pasaron por el cine para ver El Rey Arturo.

Ojo, posibles SPOILERS.

Primero decir que la peli tiene errores (las tipicas cagadas de lógica interna, como lo de la puerta), que hay chistecitos gratuitos, que los malos son muy malos y los buenos muy buenos (erm... excepto los romanos cristianos, que son fanáticos gilipollas), que hay un buen número de tópicos vistos ya mil veces (el secundario amigo del heroe que muere contra el malo malisimo, etc...), que la fidelidad a hechos históricos es más que discutible (¿¡los sajones invadiendo Britania desde el norte?! ¿¿¡Y con ballestas!??)...

Pero pese a todos esos patinazos no se a que viene la indignación de algunas criticas que he leido en otros sitios porque la película es de lo más disfrutable... creo yo que estaba muy claro que esta no era la historia de siempre (ni Dama del Lago, ni Merlin haciendo brujerias...), que pretendían aprovechar la visión histórica del personaje... algo que seguramente han hecho MUY LIBREMENTE porque del Arturo de carne y hueso poco se sabe. Según las teorias que circulan por ahí pudo ser un caudillo romano que se montó su propio chiringuito más o menos en la época de la caida del Imperio (la peli casi que viene a contar una versión de esto), aunque hay para todos los gustos... si alguien quiere ver otro tratamiento de los origenes romanos de Arturo que se lea La Última Legión, de Valerio Massimo Manfredi. También según otras era un caudillo sajón en siglos posteriores a en los que se sitúa la peli.

Al margen de eso, la película me ha gustado. Me ha gustado que los caballeros de la tabla redonda no sean los típicos hombres nobles y cristianos piadosos de reluciente armadura, sino una pandilla de mercenarios sármatas y paganos hasta la médula (y guarros). Me ha gustado que Lancelot no sea el tipo casto y puro que sucumbe a la pasión sino un auténtico salido nacido para poner cuernos, etc, etc... A eso añamosle unas batallas más que potables (bueno, excepto quizá la del hielo, que es muy traida por los pelos... ¿ocho personas contra doscientas?) y un buen ritmo y tenemos una película de lo más entretenida. Al menos no es una copia mala de Gladiator, como decían algunos (o a mi no me lo ha parecido, vamos). También es destacable la banda sonora, de un Hans Zimmer la mar de inspirado: se reconoce su estilo característico, pero no hace un refrito de otros trabajos anteriores (como le ha pasado a James Horner en Troya)

El gran defecto que si le veo al film es que es muy... episódico. Se centra demasiado en los sucesos concretos que llevan a Arturo de comandante romano a rey. Si la película fuese un poco más "biográfica" seguramente hubiera podido dar lugar a un producto final más interesante (o quizás a un bodrio de proporciones incomparables, quien sabe)

Vamos, que la película se merece como mínimo una oportunidad de ser visionada. Eso si, no espereis un nuevo Excalibur, ni de lejos... Puestos a darle una nota numérica yo le dejaria un 7.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada