lunes, diciembre 13, 2004

TAD WILLIAMS (III): Añoranzas y Pesares: Personajes

Añoranzas y Pesares cuenta con un reparto multitudinario, por lo que me resulta poco más que imposible dar cuenta de todos aquellos que desfilan por las páginas de la narración. De esta forma, me limito a reseñar a los más importantes para la trama, es decir, los ‘peces gordos’ argumentalmente hablando... No están todos los que son pero si son todos los que están.

Simón (Seomán): Protagonista casi absoluto en torno al cual giran muchos de los más importantes sucesos de la historia. En Simón se centran prácticamente todos los tópicos propios del ‘heroe accidental’ de la fantasía heroica: Es huérfano, de ascendencia poco clara (con cierto secreto la mar de gordo), se ve metido en los acontecimientos de forma casual, en parte por el destino, en parte por sus propias acciones. A lo largo de los cuatro volúmenes de la obra (originalmente tres, el último fue dividido) Simón pasa de adolescente a adulto. Es descrito como un muchacho alto y desgarbado, pelirrojo, no muy despierto, de carácter distraído y con una curiosidad enorme respecto a la historia de la tierra que le rodea. Poco a poco su choque contra el mundo real y cruel al que se verá lanzado irá conformando un carácter que traspasará varias etapas hasta llegar a ser el de un adulto que mantiene algo del atolondramiento del muchacho que fue, pero revestido con cierta madurez y convicción, inclinación al perdón, y ante todo, la capacidad de sacrificarse por los que quiere.

Binabik: Su nombre completo es Binbiniqegabenik. Pertenece al pueblo qanuc de las montañas y es el aprendiz de Ookeqk, el ‘hombre cantor’ (sacerdote, estudioso...) de su pueblo. A lo largo de la narración Binabik se convierte en el mejor amigo y gran compañero de Simón y en parte llega a ser una figura fraternal para el muchacho, una suerte de hermano mayor que ayuda al joven a afrontar muchos de los sucesos, situaciones y dilemas en los que se verá envuelto. Como todos los de su pueblo Binabik es de baja estatura (poco más de un metro), robusto y de gran resistencia. A diferencia de sus congéneres no utiliza a los carneros de las montañas como montura, sino a una loba, Qantaqa.

Miriamele: Hija del Rey Elías y princesa de Osten Ard. Miriamele se presenta como una joven descontenta con muchos aspectos de la vida en la corte, sobre todo la soledad, que no duda en escabullirse haciéndose pasar por doncella o incluso travistiéndose para pasar por un muchacho. Obstinada, tozuda, de carácter fuerte que en realidad oculta más vulnerabilidad de la que querría admitir, Miriamele sigue su propia odisea personal en la novela y al igual que Simón ella también madura, sobre todo por las malas. Desde el principio queda claro que los dos están condenados a entenderse.

Morgenes: Doctor de la corte de Osten Ard y médico del fallecido Rey Juan el Presbítero (padre de Elías y Josua), estudioso, sabio, historiador, alquimista, un poco mago y miembro de la orden de sabios conocida como Liga del Pergamino. Morgenes se convierte en tutor de Simón y marca muchos de los aspectos morales del carácter del joven que guiarán a este tras su muerte. Es uno de los pocos que sabía realmente lo que estaba ocurriendo y muchas de las pistas ocultas que hay en los escritos que deja a Simón tras su muerte servirán de ayuda a nuestros héroes.

Josua: Hijo menor del fallecido Juan el Presbítero, príncipe de Osten Ard, Señor de Naglimund y tío de Miriamele. Josua nos es presentado inicialmente (a través de las impresiones de su padre) como un ser de carácter débil, tortuoso y atormentado. Pero no tarda en revelarse como uno de los personajes de mayor entereza y nobleza de la historia, si bien es cierto que cuenta con una considerable falta de autoestima. Lo último que desearía es convertirse en opositor de su hermano y jefe militar, pero los sucesos lo llevan a ello para hacer frente a la tiranía de Elías y a los poderes oscuros que lo controlan.

Elías: Rey de Osten Ard tras la muerte de su padre. Elías es descrito como alguien de carácter franco, brutal, orgulloso, fuerte, que guarda en su interior un gran dolor y también resentimiento hacia su hermano menor. Se convierte en peón de las fuerzas oscuras que desencadenan el conflicto en toda la tierra de Osten Ard y a lo largo de la narración asistimos a su degradación física y moral, hasta caer de lleno en la locura.

Pyrates: Una víbora hecha hombre. Responsable último de lo sucedido a Elías y de que las nornas y el Señor de la Tormenta inicien sus planes de sometimiento de la humanidad. Su motivación a la hora de servir a tal amo se fundamenta en la búsqueda insaciable de poder y del conocimiento absoluto. Pyrates es extremadamente cruel, amoral, solo se preocupa por si mismo, desprecia a todos los que le rodean y se regocija en el dolor ajeno y en la manipulación a la que somete a muchos de los que están junto a él. Sus tratos con el Señor de la Tormenta le han otorgado una considerable cantidad de poder, por lo cual no se le debe subestimar en ningún aspecto. Por lo que se sabe fue miembro de la Liga del Pergamino en su juventud. Gente como Morgenes y otros miembros aún deben estar tirándose de los pelos.

Jiriki: Miembro del pueblo de los sitha, los inmortales, del cual es príncipe. Es difícil describir su carácter, muy variable y ‘ajeno’ a lo humano, como todos los sitha. Jiriki suele mostrarse más cortés y amable con los mortales que otros miembros de su pueblo, lo cual denota que el príncipe no está dispuesto a dejarse llevar por el resentimiento y que prefiere juzgar a las personas como individuos y no como miembros de un grupo. Entre el y Simón llega a forjarse cierta amistad y respeto mutuos derivados de una deuda de honor: Jiriki le debe la vida al joven.

Aditu: Hermana menor de Jiriki. Su carácter también es difícil de describir, pero podríamos decir que es una sitha de carácter increíblemente extrovertido, muy dada al humor y a los juegos, con cierto aire de inocencia maliciosa y sus buenas dosis de ironía, aunque como todos los de su pueblo deja traslucir ocasionalmente la melancolía por el pasado perdido. Los mortales la fascinan al comprobar las diferencias y parecidos entre ellos y su propio pueblo. Siente una simpatía inmediata por Simón, aunque a veces parece tratarlo más como un animalito simpático que como un muchacho.

Ineluki: El Señor de la Tormenta. La historia de Ineluki es una gran tragedia que ha marcado su puesto como ‘Señor Oscuro’ particular de Osten Ard. Príncipe de los sitha en el pasado, no deseando resignarse a que su pueblo perdiera sus tierras frente a los humanos forjaría de forma antinatural a la espada Jingizu (Dolor), una de las Tres Grandes Espadas en torno a las cuales gira la historia. También sería responsable de la muerte de su propio padre hasta llegar a su propia muerte, tras la cual se convirtió en un ente incorpóreo cargado de odio y que lleva planeando en las sombras junto a las nornas desde tiempos inmemoriales para recuperar el poder perdido y acabar con la humanidad.

Y así llegamos al final, dejando a muchos otros personajes de más o menos importancia en el tintero. Gente como Tiamak, Jarnauga, Sludig, Cadrach, Vorzheva, Leleth, Geloë, Raquel, Deornoth, Strangyeard, Isgrimnur, Sangfugol, Isorn, Maegwin, Eolair, Amerasu, Camaris, Jeremías, Aspitis, Fengbald, Guthwulf, Streawe, Ingen Jegger, etc...

En el próximo (y último) post sobre Williams y su obra toca hablar ya de una historia muy distinta. Una historia de otra tierra.

8 comentarios:

  1. Anónimo2:09 a. m.

    Una saga donde se entretejen la intriga de los zida'ya, las argucias de Pryrates y las peripecias de Seomán y Miriamele. Ampliamente recomendable.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:06 p. m.

    Nunca me leo un libro dos veces, ni mucho menos una saga tan extensa, pero este merece la pena. Leerlo dos veces o más es...como leer otro libro, porque te enteras de cosas que antes no sabías, por mucho que atendieses en una primera lectura...Mi libro preferido, y eso que he leido bastantes.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:21 p. m.

    Una saga bastante buena para todas las edades que resistan las vívidas descripciones de las masacres.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:41 p. m.

    me a encantado ya que me gustan los libros extensos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:50 a. m.

    Abadon007 dice: Me encanta... solo me falta comprar el ultimo libro La Torre del Angel Verde, solo que aqui en donde compre los libros nos quedaron mal con el ultimo, Pero lo cierto es que lo recomiendo en meramente envolvente.

    ResponderEliminar
  6. Me los estoy leyendo y me encanta. Incluso estoy haciendo algunos dibujos de los personajes de la saga. Estoy enganchado...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:09 p. m.

    De entre todas las novelas de género fantástico que he leido, y son muchas, es la mejor sin lugar a dudas. Es una historia en la que no hay buenos y malos que lo sean casi como por deporte (cosa usual en la fantasía épica). Personajes complejos y una trama bien tejida hacen brillar esta obra de forma especial. Junto con "El ciclo de la puera de la muerte", es la única saga que me he leido dos veces.

    ResponderEliminar
  8. Cristopher Paolini en el último libro del LEGADO (Eragon), recomendó esta saga. Excelente recomendación ya que no quería dejar de leer buenos libros.

    ResponderEliminar