domingo, octubre 29, 2006

Guillermo Del Toro is my Master now


No es perfecta, ninguna película lo es. Pero sin duda esta joya pertenece a ese grupo que rozan la perfección.

Guillermo del Toro ha alcanzado ya plenamente la madurez como director, como creador de mundos y fábulas, que es lo que es esta película: un cuento oscuro y triste, ambiguo, sin garantías de final feliz, donde lo vemos todo a través de los ojos de una niña, tanto el mundo mágico como el mundo 'real' (que tampoco está exento de 'ogros'). En la ambientación de ese mundo real, criticada por algunos al mostrar una visión de 'buenos-y-malos', Del Toro no pretendía meterse en zarandajas políticas, solo buscar un entorno concreto que marcase a la protagonista y que la impulsase a una huida a ese mundo fantástico que, por su parte, ha vivido también tiempos mejores. La fantasía es oscura, vieja, como la madera podrida del árbol enfermo. Es la fantasía que se puede permitir un niño en tiempos oscuros.

Y sinceramente, poco más tengo que decir. Solo que ya tengo ganas de volver a verla y que espero que Del Toro en el futuro nos regale más obras de este calibre.

5 comentarios:

  1. Obra maestra, sin duda alguna :)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:10 p. m.

    Pues yo aun no la he visto :( Y dudo que pueda verla, la verdad. Solo una pregunta, he oido por ahi que no queda muy claro si se lo imagna la cria o es todo cierto... ¿con que os quedais vosotros?

    Usagi

    ResponderEliminar
  3. Usagi, eso sólo lo puede decidir el que la vea (y HAY que verla).

    Y, en el fondo, no tiene la más mínima importancia.

    ResponderEliminar
  4. Qué bello es el cine, y más cuando plantea el debate después de la proyección. El Laberinto del Fauno, una joya, sin duda.

    David.
    http://cinetrica.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Peliculaza... al " malo" le tengo tanto ascazo que cuando la quiero volver a ver, el simple hecho de reencontrármelo, me repele... cacho actor que es el hombre.

    ResponderEliminar