lunes, octubre 23, 2006

Quotidionia Delirante XVII

Recuerdo una larga e iracunda carta que recibí un día de un hombre que me decía que no tenía derecho a decir que no me gustaba Shakespeare. Demasiados jóvenes me creerían y no se molestarían en leer a Shakespeare. No tenía derecho a adoptar esa postura. Seguía y seguía con ese rollo. No le contesté. Pero lo haré aquí. Que te den por el culo, compañero. ¡Y tampoco me gusta Tolstói!

Charles Bukowski


Y no sé vosotros, pero me parece (al margen de la mala gaita final propia de su autor) de lo mejor que se ha escrito jamás respecto al tema de las opiniones/críticas/comentarios y la eterna disputa entre la objetividad y subjetividad, la valoración externa y la personal. Un tema que en esto de los blogs está siempre presente a un salta la liebre de nada, tal y como se trató el tema en un post en Zona Negativa. Y es que en los blogs uno puede encontrar de todo, desde críticos de toda índole, pero críticos al fin y al cabo que se sirven del medio como es lógico, hasta aficionados que no hacen sino soltar su opinión o aquellos que dando su opinión intentan revestirla como verdad absoluta desde el púlpito en que convierten el blog. Todo ello sea referente a cine, libros, etc... cualquier cosa reseñable, opinable o criticable. Hay de todo y en todas partes, que la viña del Señor es así de grande y tiene uvas frescas que da gusto verlas pero también algo de podredumbre por ahí suelta. Y pasas.

Si algún día derivo en un proselitista de esos y este lugar acabo siendo una sombra a mi gloria personal tenéis mi permiso para darme un capón de los buenos. O ir a la yugular.

Luego también está ese asunto de decirle a alguien que no debe opinar tal o cual cosa de otra tal o cual cosa porque tales o cuales fulanos se creerán tal o cual cosa. Lo de la libertad de expresión/opinión y tal. En lo referente al tema este de comentarios de películas, libros y tal (¿cuantas veces he dicho 'y tal'?)... bueno, por lo que a mi respecta uno puede decir lo que le parezca. Y si a Bukowski no le gusta Shakespeare está en su derecho el poder decirlo. Claro que este asunto, extrapolado a otros marcos de opinión que puedan ser más espinosos, como la política por ejemplo, tiene sus matices. Porque quizá peque de hipócrita al decir que creo en la libertad de expresión... porque si ahora un fulano va y me salta con algo del estilo “Hitler tenía razón” pues como mínimo me mosquea. Y si intenta imponerme esa opinión (imposición de puntos de vista ajenos, otro tema tratable) apaga y vámonos.

Y ahora leo esto y veo que ya me he ido por las ramas... sigh.

En fin, como nota al margen y volviendo al texto, a mi me gusta Shakespeare. Y el Guerra y Paz de Tolstói. Y lo poco que he leído de Bukowski prefiero no juzgarlo hasta tener una idea clara de si tomármelo todo en serio o limitarme a dejar suelta mi preocupación al respecto.

Eso si, alejad de mi el Rayuela de Cortázar.

2 comentarios:

  1. Anónimo9:46 p. m.

    Bukowski, ¿No fue se elque traduo a poe al frances' ¿O fue Baudelaire?

    Usagi

    ResponderEliminar
  2. No, no... Bukowski es un escritor yanki de origen alemán, lo llaman 'el último escritor maldito'

    ResponderEliminar