lunes, octubre 11, 2004

Preparados Para Proteger


Un poco a destiempo y tardíamente me dispongo a dejar por escrito mis reflexiones respecto a Hellboy, la última película de Guillermo del Toro, que como toda persona de bien debería saber está basada en el cómic homónimo de ese monstruo de la imaginería visual que es Mignola (luego el como guionice es otra historia).

Lo primero que debo decir es que al personaje que nos ocupa lo conozco más por referencias, reviews, reportajes, etc... que por haber leído los cómics del mismo propiamente dicho. Por lo que he podido informarme nos encontramos ante una adaptación muy fiel, sobre todo en los aspectos visuales, con un ambiente gótico, oscuro y recargado, a ratos ominoso, y donde la luminosidad suele producirse cuando cierto personaje estalla en llamas. Llama la atención el como se ha plasmado el ambiente lovecraftiano del que hacían gala los cómics, desde ese inicio de la película con una cita del De Vermys Misteriis, hasta los diseños de las criaturas, como Sammael, llenos de tentáculos, aspecto gomoso, y sobre todo, con la pinta de ser seres muuuy antiguos. Nos encontramos ante una película entretenida y simpática, falta de pretensiones, y con un aire de "serie B que parece serie A" bastante conseguido, buen ritmo (salvo los últimos minutos, que se estira un poco la cosa), plagada de referencias, como esos nazis del principio metidos en rituales ocultistas (lo cual remite a la trilogía de Indiana Jones), hasta las autorreferencias que hace Guillermo del Toro a su propia filmografía: el aparatito de Cronos, que aparece fugazmente; la estación del metro y los subterraneos, idénticos a los de Mimic o Blade 2, etc...

En lo referente a personajes/actores, nos encontramos con un Ron Perlman soberbio que conserva todo su carisma bajo las capas de maquillaje aplicadas por Rick Baker y compañía, interpretando a un Hellboy chulesco y fanfarrón, pero que al mismo tiempo es más inseguro y vulnerable de lo que parece: un gigante rojo demoníaco de dos metros y aspecto temible, pero que tiene miedo de que su padre adoptivo le vea fumando y que adora a los gatitos. Junto a él se encuentra su compañero de equipo Abraham "Abe" Sapien, una suerte de hombre-pez azul inteligentísimo y con capacidades telepáticas y precognictivas interpretado por un Doug Jones al que en este caso si que no se le reconoce bajo su mascara pisciforme. De entre los personajes humanos destacan John Hurt interpretando al Dr. Trevor 'Broom' Bruttenholm, el descubridor y padre adoptivo del protagonista que con su presencia es capaz de eclipsar a todos los que le rodean interpretativamente hablando, y el personaje de Liz Sherman (Selma Blair), joven piroquinética y traumatizada cuya personalidad difiere (por lo que tengo entendido) considerablemente de la del cómic. Para rematar, el agente John Myers (Rupert Evans), personaje creado íntegramente para la película con la excusa de que los espectadores necesitaban a alguien con quien identificarse. Myers cae simpático, aunque no es ni de lejos un personaje tan importante como debería, salvo en el último tramo de la película. ¿Y los villanos? Aparte de la bestia Sammael podemos ver a un Grigori Rasputin (Karen Roden) que como ya han indicado otros antes que yo parece más un capo mafioso ruso que un oscuro y demoníaco ocultista. Junto a él la fría Ilsa (Bridget Hodson) y el enigmático e interesantísimo Karl Ruprect Kroenen (Ladislav Beran), cuyo mejor momento es al inicio del fin, con su uniforme nazi (pierde bastante con el look de ninja que luce después)

Para acabar el comentario hacer mención a la curiosa banda sonora compuesta por Marco Beltrami, que alterna temas muy de su estilo propio (geniales esos Main Titles, pese a su brevedad) con otros que son marcados homenajes al estilo del fallecido Jerry Goldsmith. En resumen: Hellboy, una película entretenida, sin pretensiones, con puntos interesantes, algún que otro defectillo y un aspecto visual impresionante. El cine de entretenimiento de calidad, como tiene que ser.

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Del Toro no acostumbra a defraudar. Sigue fiel a su estilo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:22 p. m.

    Dama de Triskeles, dice:

    Eso es una pedazo de crítica estupenda con referencia a la película!! Y tienes razón; Kroenen está mejor con la gabardina del principio de la que saca por las mangas los cuchillos que más tarde como ninja; porque las cosas como son: le daba un aspecto ligeramente 'Gay' para el bestiajo que está hecho.

    ResponderEliminar