jueves, noviembre 04, 2004

Tiburones del asfalto...

Por petición popular (es decir, un comment realmente escueto de Usagi) me lio la manta a la cabeza y me lanzo a escribir en estas horas intempestivas un post sobre otra serie de animación: Street Sharks. Mi experiencia con esta serie es de lo más curiosa porque pese a ser una producción considerablemente más reciente que otras (la serie se produjo en 1994-1995), la recuerdo mucho más vagamente, quizá porque se emitió en un momento en el que servidor ya consumía menos producciones televisivas de animación que en años anteriores. A saber.

La serie no fue el gran mega éxito que –presuntamente- sus creadores pretendían. Y digo que lo pretendían porque la serie vino acompañada de una brutal campaña de merchandising, cuyo principal producto era una colección de figuritas articuladas (de Mattel, si mal no recuerdo) de calidad considerable (y precio también muy considerable), un buen montón de cards y cromos, productos de promoción (cromitos, figuritas...) de regalo en bollería industrial, etc... Creo que incluso se creo una serie de cómic-books que jamás llegó a España. Estaba claro que el principal referente de los responsables de la serie eran las Tortugas Ninja y su objetivo repetir el éxito desmesurado del que gozó en su momento el cuarteto de quelonios (muñecos, serie de TV, películas)... objetivo que mucho me temo que no llegaron a alcanzar ni de lejos.

Y es que pese a una calidad de animación medianamente potable, la serie adolecía de una falta de originalidad preocupante y ni siquiera el carisma de sus protagonistas consiguió salvarla. Duró dos temporadas que conforman únicamente un total de unos 23 episodios más un film de animación sacado directamente en video. Para el recuerdo quedan momentos tan surrealistas como ver a ese cuarteto de tiburones antropomórficos ‘nadando’ bajo el asfalto, cual gusano de Temblores, con sus aletas asomando al exterior.


La serie nos contaba la historia de un cuarteto de hermanos: John (el mayor-responsable), Clint (el graciosete), Bobby (el rebelde) y Coop (el gimnasta-atlético), que buscando descubrir la verdad sobre la desaparición de su padre acababan en manos del villano de la historia, el Dr. Piranoid, que los muta en seres mitad humanos mitad tiburones para utilizarlos en sus maléficos planes (siendo el malo digo yo que sus planes serían maléficos ¿no?). Pero como era de esperar, con sus recién adquiridas habilidades, los chicos se revelan, se dan a la fuga, se ponen a vivir clandestinamente, se ‘rebautizan’ (ahora pasan a llamarse, respectivamente: Rapster, Blades, Jab y Big Slammu) y se dedican a abortar todos los planes desarrollados por Piranoid. Planes que a lo largo de la serie solían ser derivados de “crear-enemigo-mutante-para-derrotar-a-los-buenos”, algunos de los cuales daban lugar a villanos tan agradables como Slobster (¡el increíble Hombre Langosta!) o Slash (un narval, si no recuerdo mal), aunque en su mayoría se trataba de pobres desgraciados que antes de que terminara el episodio se rebelaban o redimían, fastidiaban al buen doctor, agradecían su ayuda a los protas y se iban por ahí a buscar un modo de recuperar su humanidad (aquí entrarían personajes como Rox o Moby Lick).

En resumen, una serie que pasó sin pena ni gloria por las pantallas de TV dada su condición de clónico de las Tortugas Ninja pese a tener cierto potencial solapado, lo cual queda patente en el hecho de que aún hoy cierto número de personas la recuerda (es de suponer que el tener alguna de las figuritas, como yo, ayuda a ello). Ahora solo esperar a que no se me vaya la pinza otra vez y escriba un post sobre los Space Monkeys o algo similar...

2 comentarios:

  1. Anónimo1:58 p. m.

    Para mi el fallo de la serie es que no tenían un tutor que los guiase (también es mala pata no copiar justo uno de los mejores aspectos de las tortugas), o más personajes "especiales" ajenos a las mutaciones.

    Los Space Monkeys estaban bien (sobre todo el orangután) pero mejor un post sobre los Motorratones de Marte contra Napoleón Bree

    ResponderEliminar
  2. si k tenian tutor y no solo uno tenian 2 el tio ese k s yamaba dens y la doctora esa k fue kompañera d trabajo dl padre d eyos

    ResponderEliminar