miércoles, diciembre 29, 2004

Castigando



Día de revisionados en dvd, por lo que hoy toca hablar de una película de esas que son simple y llanamente malas. Apaleada en general por la crítica, respuesta tibia del público, etc... Mala.

Estoy hablando de El Castigador.

Y bueno, yo soy el primero en decirlo, la película es mala. El guión tiene sus buenos agujeros (de esos por los que puede caber un helitransporte o una mini-Estrella de la Muerte), los actores en su mayoría no es que se luzcan precisamente (sobre todo la pareja villanesca, bastante sobreactuados, sobre todo Travolta) y otros se limitan a cumplir. El único que a mi parecer lo borda es el protagonista, Tom Jane, que no es que interprete a Frank Castle: ES Frank Castle.

Pero como me suele pasar a mi (y me pasa muy a menudo), es una película mala que me encanta ver... y no necesariamente para reírme de ella, requisito indispensable con más de un subproducto que circula por ahí (esos filmes de videoclub... algún día les hablaré de Boa vs. Pyton o de Proyecto Viper), sino para disfrutar de aquellos puntos salvables de la misma que simple y llanamente, me encantan.



¿Puntos salvables? Si, esta peli tiene puntos salvables, bastantes. A decir verdad toda película los tiene, incluso Batman y Robin, por grotesco que parezca. Lo primero que salvo de la quema son los créditos iniciales, se me antojan simplemente perfectos. El logo de Marvel acribillado a balazos, toda una declaración de intenciones, seguido de los casquillos descendiendo dejando tras de si una estela de humo al tiempo que comienza a sonar ese main theme que bebe del spaghetti western... es un momento que roza lo poético.

Y en general me gusta el modo en que está rodado el film: claro, pausado, muy clásico. En ningún momento, en ninguna escena de acción nos vemos apabullados por esas secuencias que exceden el dinamismo a la hora de mover la cámara y que pueden llevar al mareo y confusión y que son tan típicas en el cine de hoy. Irónicamente lo que debería ser una virtud se puso en contra de la película cuando muchos criticaron ‘su falta de movimiento y ritmo en la acción’. Por otro lado, otro aspecto de la película que me satisface considerablemente es su incorrección a la hora de mostrar la violencia. A decir verdad, El Castigador me parece más violenta que Kill Bill, por poner un ejemplo, ya que pese a mostrar mucha menos hemoglobina consigue ser más cruda: piercings arrancados de forma sádica, cuchillos atravesando gargantas y asomando por la boca, una madre y su hijo atropellados, una cabeza partida por la hoja de una guillotina para folios (o eso parecía, mi primo dice que es un cuchillo jamonero hipertrofiado), etc...



Todo esto acabó jugando en contra de una película que en cierto modo parece más propia de los 80 que de los 90, y es que la sombra de Charles Bronson y su Yo Soy la Justicia es alargada y no deja de planear sobre esta película (de la misma forma que ya planeaba sobre los cómics del personaje)

Y hablando en plata... la pelea con El Ruso es cojonuda.

2 comentarios:

  1. Anónimo11:24 p. m.

    como esto anda huerfano de psoteos ultimamente...

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que, por muy mala que sea, su crítica me ha hecho entrar el apetito por verla.

    ResponderEliminar