miércoles, diciembre 15, 2004

Quotidionia Delirante VI

Este calamarcito se dirigía ayer confiado e inocente a su librería especializada habitual como tantos otros días esperando poder saciar sus ansias de lectura comiquera mensual a la par que enriquecía a los sufridos comerciantes que la regentaban.

Y he aquí que este calamarcito se encuentra ¡la librería cerrada! ¡calamidad de calamidades! ¿Pero como puede ser, que aciago suceso se ha abatido sobre este minúsculo lugar?

La respuesta, tontamente, a su espalda, donde en las mismas galerías una antigua y cerrada tienda de discos está siendo reconvertida en la nueva y más grande librería. He ahí la respuesta al enigma: un traslado, en el cual el antiguo local queda relegado a almacén de material antiguo (y también algo de basura invendible que tarde o temprano será relegada a los mercadillos, soporte de estanterías o reciclaje).

Soségase el calamarcito ante tal hecho y efectúa su compra, tranquilo y confiado, cruzando unas pocas palabras con los sufridos comerciantes, para salir como si nada pues en el fondo todo seguía igual.

PD: Todo este rollo solo para contaros que ya tengo el FH: Final Conflict, si es que a alguien le importa.

3 comentarios:

  1. Pues yo salgo en la foto que hay a mitad del mismo, donde pone algo de "roleros preparando las cartas" o algo así ^^

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:40 p. m.

    Como para no verte, chaval... Aun no te he visto en persona, pero debes de abultar lo tuyo. (dico sea esto como un elogio, ojo)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:38 p. m.

    pues a mi si que me imoprta.. porque fui ayer a mi libreria y aun no habia llegado.. creo que vivo en la ultima parada de las distribuidoras.. ^^ u

    Camarón Majete

    ResponderEliminar