martes, febrero 01, 2005

Blue Moon, you saw me standing alone...



Este día de hoy, aprovechando ya que no hay horas lectivas propiamente dichas durante todo Febrero, me monté en mi casa un pequeño maratón cinematográfico de temática licantrópica, en compañía de unos cuantos amigos de aficciones afines. Nos vimos solo cuatro películas, aquí os dejo la lista del “menú” por orden de visionado:

Aullidos: Comenzamos con una cult movie, considerada una de las mejores películas sobre el tema, con una historia correcta dirigida con brío y energía por un Joe Dante en estado de gracia, cargada de momentos realmente aterradores y con unos geniales FX de maquillaje de Rob Bottin. Celebre por la escena de transformación que dura entre cuatro y cinco minutos... durante los cuales el personaje de Dee Wallace se queda mirando sin hacer nada.

El Hombre Lobo: ¡Clásico, clásico, clásico! Si bien esta película podría ser considerada como la más ‘floja’ de la etapa dorada del terror de la Universal tampoco podemos negarle sus logros. No es la primera película sobre el tema pero está casi considerada como La Madre Que Parió A Todas Las Demás. Y es que Larry Talbot es Larry Talbot. Y a ratos es poética, todo hay que decirlo.

Dog Soldiers: Reciente y simpática producción de serie B. Se nota la falta de presupuesto aunque eso nos permite disfrutar con unos FX artesanales la mar de correctos (aunque mejorables en algún que otro aspecto). El film a ratos recuerda al Raimi primigenio y al cine de Carpenter, con ese grupo de soldados testosterónicos asediados por una manada de bestias. Un buen divertimento.

Un Hombre Lobo Americano en Londres: Y rematamos con la que para la mayoría de los presentes es la máxima representante a día de hoy del género, con una transformación de hombre a bestia carnal y dolorosa con unos sublimes FX de Rick Baker y que aún está pendiente de ser superada... lo cual no deja de resultar un logro mayúsculo por que la peliculita ya tiene 24 años. A eso añadámosle una BSO genial con tres versiones de Blue Moon y el Bad Moon Rising, una acertada mezcla entre terror y comedia, una subtrama sobre Almas en Pena Errantes y sobre todo un licántropo que realmente transmite un aire de bestia mítica... Y recordad, cuidado con la luna.

Quizá se echan a faltar producciones interesantes como Ginger Snaps y secuelas (con las cuales espero poder hacerme un día de estos), divertimentos de baja estofa pero la mar de entretenidos y que no hace daño visionar de cuando en cuando como Underworld (que si, que es más de vampiros, pero los protagonistas trágicos de la historia son los licántropos ¿o no?) o la secuela del filme de Landis, Un Hombre Lobo Americano en Paris, que no le llega a la suela de los zapatos a la original pero que permite pasar un buen rato por lo menos. Lo único que nos ha dejado un saborcillo amargo ha sido no poder ver ninguna del gran Paul Naschy. No se puede tener todo, me temo.

6 comentarios:

  1. Y te olvidas también de la GRAN "En compañía de Lobos", o el cuento de Caperucita antes de ser pervertido por los hermanos Grimm. Con una transformación en lobo absolutamente increible (lástima que los animatronics hayan envejecido muy mal y se note mucho el cartón, porque la idea es cojonuda, hasta el punto que luego la han plagiado Moore/Tottlieben y Claremont/Davis sin asomo de vergüenza), y el asesinato con elipsis narrativa más poético de la historia del cine.

    ResponderEliminar
  2. Ah, cierto. Gracias por el recordatorio. A ver si nos hacemos con ella en caso de repetir experiencia (aunque lo más probable es que un proximo maratón esté dedicado a los chupasangres)

    ResponderEliminar
  3. Posiblemente, tras Un Hombre Lobo Americano en Londres, sea muy difícil hacer otra película de licántropos tan lograda. Hasta el momento, no he visto ninguna que la supere.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:32 p. m.

    Pues yo, er.. ¿alguna reciente que se pueda pillar en un videoclub?

    ResponderEliminar
  5. Hombre, pues de vampiros no le pueden fallar "Nosferatu" (la de Murnau, la de Herzog, por mucho que el prota sea Kinsky, es un pestiño del que sólo se salva la escena de la fiesta en el pueblo arrasado por la peste), el "Drácula" de la Hammer(antes que el de la Universal, aunque me arriesgue a que los Húngaros me declaren persona non grata), y ya, entrando en terrenos más escabrosos (deje de leer, señor Spaulding, que no quiero que me coja manía), "Noche de Miedo" o "Jóvenes Ocultos" son aproximaciones curiosonas al tema, "Drácula 2000" es una más que digna serie B de vampiros, Naschy también tiene algún que otro chupasangres interesante en su filmografía (y me viene a la cabeza la condesa de "La Noche de Walpurgis"), y ya, para acabar la noche, alguna de las idas de olla erotico-festivas de Jess Franco con vampiresas lesbianas lascivas a-gogo puede tener su punto.

    ResponderEliminar
  6. Buena selecció. La que les faltarí apara redondear el asunto es The curse of the werewolf, el acercamiento al tema de Fisher - Hammer. QUe es muy buena y algo olvidada. Y que pasa en España, por cierto.

    ResponderEliminar